Cómo presentar una buena propuesta de negocio

La forma en que se arma una propuesta de negocio puede afianzar o dejar ir la oportunidad de obtener un cliente. Y, como sabemos, al hablar de PyMEs y startups, cada nuevo cliente que se cierra es vital para el éxito del negocio.


Una buena propuesta tiene el potencial de cerrar una venta. Por el contrario, una mala puede hacer que pierdas el trato, aun cuando tu producto o servicio sea el mejor del mercado o el ideal para tu cliente.


Entonces, ¿cómo debe ser una buena propuesta de negocio? Aquí hablaremos sobre cómo escribir una propuesta potente, qué debe incluir y la manera ideal en que debe presentarse.


¿Qué es una propuesta de negocio?

Se trata de un documento usado por las empresas para persuadir a posibles clientes o compradores de adquirir los productos o servicios ofrecidos.


Una propuesta de negocio subraya las soluciones que ofrece tu empresa y cómo es que ésta puede ayudar al cliente a obtener lo que desea.


Tipos de propuesta de negocio


Existen dos opciones: que la propuesta de negocio haya sido solicitada o que sea enviada por iniciativa de la empresa.


En el caso de la propuesta solicitada, es muy probable que el cliente potencial haya enlistado los aspectos que necesita que se incluyan en el documento, lo que hasta cierto punto, facilita su creación.


Por el contrario, cuando una propuesta es enviada sin previa solicitud, la empresa se acerca al cliente esperando poder atraerlo a su negocio.


En ambos casos es necesario saber detectar las necesidades del cliente o los puntos en que la empresa puede ser de utilidad para presentar soluciones que la aventajen por encima de otras opciones.


¿Qué debe incluir una propuesta de negocio?


De forma básica, el documento debe cubrir las llamadas 3 Ps:


  • Problema:

Cuál es la situación actual del cliente y qué necesidades tiene.


  • Propuesta de solución:

Cómo es que tu empresa puede resolver estas necesidades mejor que cualquier otra. Es muy importante especificar qué ventajas y cualificaciones tienes para respaldarte y que te destacan de los demás.


  • Precio:

¡Muy importante! Cuánto cuestan las soluciones que ofreces, ya sea de forma total o dividido por módulos.


Sin embargo, una propuesta de negocio excelente incluye más puntos que ayudan al cliente a tener más información al momento de tomar una decisión:


  • Una portada potente:

Una buena propuesta debe empezar con una buena portada que explique qué es lo que el cliente verá a continuación.


Es importante dedicar tiempo a que el título suene bien y sea fuerte. Por ejemplo, no es lo mismo decir "Propuesta para asesoría en Recursos Humanos" que "Propuesta para consolidar el capital humano de la empresa xxx". Piensa de forma creativa y seguramente te destacarás.


La portada también debe especificar el nombre del cliente y el de las personas a las que va dirigida la propuesta, así como la fecha en que se presenta.


Finalmente, en este espacio se debe detallar el nombre de tu empresa y el de los ejecutivos que están haciendo contacto con el cliente, de forma que sea sencillo que los contacten en caso de ser necesario.


  • Cronograma:

Para seguir demostrando que realmente estás preparado para aportar soluciones, es importante que detalles los siguientes pasos a tomar, en caso de que el cliente decida trabajar contigo.


El ofrecer un cronograma, incluso de forma tentativa, le dirá al cliente cómo y cuándo avanzarán las cosas y a qué plazos te estás comprometiendo.


  • Términos y condiciones:

Esta es la parte donde tu empresa especifica qué necesita de parte del cliente para poder cumplir con la propuesta que presenta.


También es donde se exponen los aspectos legales que pudieran existir de por medio. Es por esto que este apartado debe ser lo más claro y detallado posible.


Específicamente hablando de startups y PyMEs, es aconsejable que, para armar esta parte de la propuesta, se trabaje con asesoría legal profesional, ya que es probable que cada nuevo cliente represente un reto diferente y no haya forma de estandarizar los aspectos legales para todas sus propuestas por igual.


Cada caso es único

No existe una regla en cuanto a qué extensión debe tener una propuesta de negocio o qué palabras debe incluir para asegurar el cierre del proyecto.


Al final del día, cada cliente es único y cada propuesta debe serlo también. El punto medular es saber detectar las necesidades particulares de cada caso y comunicar de manera eficiente por qué tu empresa es la mejor opción.


En OutHand estamos preparados para ayudarte, ya sea que estés arrancando con tu empresa y quieras más información sobre cómo crear tus propuestas de negocio o que desees refinarlas para cerrar mejores tratos.


Contáctanos ahora para ayudarte a alcanzar tus metas.

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo