Por qué es importante conocer bien a tus clientes

Sin importar que tan bueno sea tu producto o servicio, la realidad es que nadie lo consumirá si no está convencido de necesitarlo. Y la mejor manera de persuadir a tus clientes de consumir lo que tú ofreces es conociéndolos perfectamente y entendiendo qué es lo que desean en realidad.


Tus clientes son las personas que compran tu producto o servicio, quienes regresan y lo vuelven a consumir y aquellas que lo recomiendan a otros clientes potenciales. Conocerlos bien es el combustible que tu empresa necesita para caminar hacia su éxito.


TU PROPUESTA ÚNICA DE VENTA

La razón por la que tus clientes deciden consumir tu producto o servicio, y no el de tu competencia, se llama Propuesta Única de Venta o USP por sus siglas en inglés. Puedes identificar tu USP completando la frase “Mis clientes me prefieren porque mi producto o servicio es el único que…”.


Tu Propuesta Única de Venta será más efectiva mientras que mejor entiendas lo que tu cliente toma en cuenta para tomar una decisión de compra. Y la manera de entender estos factores es conociéndolos lo más posible.


SER “DIFERENTE” NO BASTA

Hay que evitar la tentación de simplificar el tema de la Propuesta Única de Venta y decir que todos deben preferirnos porque somos “diferentes” o “especiales”. Tu propuesta única debe ser específica y establecerse partiendo de factores que sean importantes para tus clientes. De otra forma, toda tu estrategia, tu comunicación y tus esfuerzos de venta no serán tan provechosos como podrían serlo.


Como tu Propuesta Única de Venta puede cambiar a medida que tu negocio se desarrolla y evoluciona, es buena idea sentarse a revisarla periódicamente.


¿QUÉ DEBES SABER SOBRE TUS CLIENTES?

El primer paso para aprender más de tus clientes es tener muy claro quién es tu mercado objetivo. Y no sólo debes considerar a tus consumidores actuales, también a aquellos potenciales.


Investiga todo lo que puedas: quiénes son, qué hacen, qué les emociona, qué les molesta. Qué compran, cuándo lo hacen y por qué. También cómo compran, qué les da satisfacción al comprar y cómo es que tu producto o servicio simplificará sus vidas o las hará mejores.

Puedes aprender mucho sobre tus clientes simplemente hablando con ellos. Lo más sencillo es preguntarles por qué te compran o por qué no lo hacen. También qué haría que te compraran en el futuro y qué otras características harían a tu producto o servicio más atractivo para ellos.


TUS CLIENTES PUEDEN ENSEÑARTE SOBRE TU COMPETENCIA

Hay una gran probabilidad de que tus clientes o tus clientes potenciales hayan consumido o estén consumiendo un producto similar al tuyo con la competencia. Así que ellos pueden darte también información valiosa que ayude a diferenciar más tu producto y a sumar a tu Propuesta Única de Venta.


Si puedes descubrir qué le gusta a tus clientes sobre lo que ya consumen, y qué es lo que les hace falta, tienes más probabilidad de cubrir esta necesidad.


TUS CLIENTES SON MUY IMPORTANTES

Cuidar a tus clientes es básico para que tu negocio prospere.

Una vez que ellos te han dado información valiosa, es momento de compensar y siempre es bueno dar un extra. Algunas buenas prácticas con los clientes son:

  • Proveer productos y servicios de calidad.

  • Proveer soluciones reales.

  • Escuchar sus sugerencias y reclamaciones.

  • Desarrollar programas de lealtad y agradecimiento.

  • Acercarte con ellos periódicamente para conocer sus opiniones sobre tus productos o servicios y cómo van evolucionando sus necesidades.

Las personas, en general, quieren ser tomadas en cuenta, especialmente cuando hay dinero de por medio. Si tus clientes decidieron adquirir tu producto o servicio, debes corresponder haciéndolos sentir apreciados. Conocerlos bien es el primer paso para cuidarlos de forma adecuada.


Si deseas saber sobre estrategias para conocer mejor a tus clientes, contáctanos. Juntos desarrollaremos soluciones a tu medida.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo