• Outhand

3 metodologías para aumentar tu productividad

La búsqueda de la máxima productividad es un camino que parece no tener fin: no importa que tan productivo hayas sido hoy, siempre parece haber necesidad de serlo más mañana. El objetivo, claro está, es perder menos tiempo y avanzar con el trabajo de manera eficiente y exitosa.


Existen muchos métodos desarrollados especialmente para incrementar la productividad y encontrar el correcto para ti puede hacer una gran diferencia en tu día a día. Un proceso de trabajo sin fricciones, que fluya de manera ordenada, pude hacer que te sientas más en calma, con control y preparado para tomar mejores y más grandes proyectos.


¿Cómo seleccionar una metodología para aumentar la productividad?


Lo ideal es encontrar un método práctico que complemente tu estilo de aprendizaje y trabajo. De acuerdo con Neil D. Fleming y su modelo VARK, existen 4 tipos de aprendizaje:


Visual: Las personas que aprenden de forma visual necesitan ver la información para poderla retener. Ellos regularmente utilizan materiales como diagramas, mapas o esquemas, además de varios colores para categorizar los conceptos. Son las personas que pueden cerrar los ojos y visualizar sus apuntes, como con memoria fotográfica.


Auditivo: En este estilo, las personas necesitan escuchar la información para aprenderla. A estas personas les funciona asistir a juntas ya que escuchan la retroalimentación de otros compañeros. Son además participativos y no tienen problema con hablar o presentar en público.


Lector: Estas personas gustan de leer textos o manuales para aprender. Usualmente hacen apuntes en los libros que leen y toman muchas notas en los informes que se distribuyen en las reuniones para después leerlos y analizarlos.


Kinestésico: Para las personas con este tipo de aprendizaje es importante estar en movimiento para obtener aprendizaje. Les gustan los experimentos y el trabajo de campo. Son, por ejemplo, quienes prefieren estar de pie en las reuniones, o quienes garabatean o juegan con algún objeto en las manos mientras analizan información.


Algunas personas combinan más de uno de estos tipos de aprendizaje y trabajo dependiendo de la situación en que se encuentren, por lo que es buena idea analizar varias metodologías de trabajo y después seleccionar la que creas que te puede ser más útil.


3 metodologías para aumentar la productividad


Aquí te presentamos tres propuestas de metodologías desarrolladas para aumentar la productividad en el trabajo y que también puedes aplicar para tu vida personal.


Método Kanban


Se trata de un método sencillo que ayuda a visualizar de manera clara el progreso de un proyecto al dividir en un pizarrón las tareas en 3 categorías: Por hacer, En curso y Terminado. Sin embargo, este sistema tan simple es más poderoso de lo que parece.


El punto es que, al usar un espacio limitado para las secciones “Por hacer” y “En curso”, será muy notorio cuando estas comiencen a llenarse o amontonarse de pendientes. Tendrás un recordatorio físico, claro y constante de lo que necesitas hacer para avanzar en tus proyectos y una sensación de logro cuando pases todos los post-its a la columna “Terminado”.


Timeboxing


Esta estrategia es ideal para quienes consideran que las pequeñas tareas e interrupciones les están robando todo el tiempo productivo del día. De hecho, hay investigaciones que dicen que las pequeñas distracciones, como “¿te puedo robar un minuto para hacerte una consulta?”, pueden sacarte de concentración por más de media hora.


Para comenzar con este método es necesario dividir el día en pequeños bloques de tiempo dedicados a tareas específicas. Este es un ejemplo de cómo debe verse una agenda que usa metodología Timebox:


Los bloques pueden organizarse con las tareas y horarios que te funcionen mejor, pero es recomendable siempre dedicar un buen número de horas al trabajo cotidiano, como leer y responder correos, para que no se acumule.


Otra variante del Timebox es el Day-Theming o Días temáticos. En esta opción en lugar de dividir las horas del día en bloques, dedicas un día a la semana a una tarea en específico. Esta opción funciona para quienes deben dedicar más horas a profundizar en algún pendiente o para quienes tienen más de un proyecto al que dedicarle horas de trabajo.


La técnica Pomodoro


Esta metodología es ideal para quienes tienen tendencia a distraerse cuando realizan sus actividades, ya que ayuda a mantenerse enfocado por periodos más largos de tiempo dividiendo el trabajo en intervalos de atención y descanso.


Con Pomodoro, los intervalos de trabajo serán de 25 minutos de concentración total por 5 minutos de descanso, y se repetirán hasta terminar 4 ciclos. Después deberás tomar un descanso más largo para después volver a comenzar. Es así de simple.


Un ejemplo de ciclo Pomodoro sería así:

  1. Leer mails: 25 minutos

Instagram: 5 minutos

  1. Avanzar con el reporte mensual: 25 minutos

Ir por café: 5 minutos

  1. Hacer llamadas de trabajo: 25 minutos

Facebook: 5 minutos

  1. Leer mails: 25 minutos

Media hora de descanso:  ¡Levántate y camina, di no al sedentarismo!


Muchas personas comentan que 25 minutos puede no ser suficientes para enfocarse a profundidad en una tarea y que la interrupción de 5 minutos los saca de concentración. Si es tu caso, puedes adaptar los tiempos para que funcionen para tus necesidades. Lo importante es tener periodos de concentración y descanso alternados y controlados que te ayuden a avanzar con tus deberes.


* * *


Independientemente de la técnica que decidas aplicar para aumentar la productividad, existen otros factores que pueden dañar tu desempeño laboral sin que te des cuenta.

Por ejemplo, un lugar de trabajo desordenado o mal planeado puede drenar tus niveles de energía. Tu monitor y teclado o tu laptop deben estar ubicados en la posición correcta para no dañar tu postura y crear distracciones por dolor de cuello o cabeza. Y el orden en tu escritorio siempre ayudará a mantener la ansiedad más baja y los niveles de concentración más altos.


¿Cómo percibes que está funcionando tu productividad? ¿Conoces otras metodologías que te ayuden a concentrarte y terminar tus proyectos en menor tiempo? Comparte con nosotros en el área de comentarios o contáctanos aquí si deseas que ayudemos a tu equipo de trabajo con este tema.

33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo