El salario emocional: tipos y beneficios

Durante mucho tiempo se pensó que el dinero era el factor más importante cuando se buscaba un empleo. Los tiempos han cambiado. Y aunque obviamente las personas deben recibir una compensación económica justa por el trabajo que desempeñan, ahora sabemos que el dinero no lo es todo.


¿Qué es el salario emocional?


Desde antes de la pandemia por Covid-19, pero definitivamente impulsado por esta, la felicidad de muchos empleados ya no depende solamente de la cantidad de dinero que una compañía les paga, también tiene que ver con otros elementos, como el trabajo flexible o un ambiente de trabajo amistoso. A esto se le conoce como salario emocional.


El salario emocional son todas las recompensas no económicas que los empleados reciben y que contribuyen a satisfacer sus necesidades laborales, personas y familiares. Son elementos que no tienen que ver directamente con dinero, pero que tienen un efecto positivo simbólico en la calidad de vida y la productividad de las personas.


Ejemplos de salario emocional


Expertos en la materia han definido 10 elementos que conforman el salario emocional de un trabajador:


1- Flexibilidad / Autonomía: Ser capaz de gestionar los propios proyectos y los tiempos laborales.


2- Pertenencia: Saberse apreciado y valorado en la empresa. Tener la certeza de que nuestro trabajo es relevante y colabora para el éxito de la empresa.


3- Creatividad: Se refiere a la capacidad de dejar nuestra marca en lo que trabajamos, sin importar la profesión. Nuestra creatividad es lo que diferencia nuestro trabajo del resto.


4- Dirección / Plan de carrera: Que la empresa tenga claras las aspiraciones profesionales de un trabajador, a mediano y largo plazo.


5- Disfrute: La habilidad de reír y disfrutar el momento, incluso en el entorno laboral.


6- Formación / Dominio: La satisfacción de hacer algo bien y de mejorar continuamente.


7- Relajamiento / Inspiración: Tener momentos de inspiración que abran nuevas posibilidades de mejora en el trabajo diario.


8- Crecimiento personal: La habilidad de aprender de los propios errores y crecer como persona.


9- Crecimiento profesional: La oportunidad de usar nuestros talentos, fortalezas y habilidades para mejorar como profesional de forma continua.


10- Sentido de propósito: Realmente saber que nuestro trabajo no sólo sirve un fin inmediato para nosotros, sino un propósito mayor en nuestra vida.


Para las compañías, implementar beneficios de salario emocional representa la oportunidad de atraer y fidelizar talento, sobre todo, talento joven. Esto es porque son las nuevas generaciones quienes más peso le dan al equilibrio vida/trabajo. Sin estos elementos, difícilmente se sentirán identificados con los valores de una empresa ni se comprometerán con su permanencia en ella.

Implementa estrategias de salario emocional en tu empresa


En OutHand estamos preparados para ayudarte a implementar esquemas de salario emocional para tus empleados. Contáctanos ahora para comenzar a evaluar tus necesidades y la mejor forma de solucionarlas.

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo